HISTORIA

18 de Noviembre 2015
HISTORIA
A+ A-

HISTORIA

El lugar fue construido hacia el año de 1986 dentro de los predios del Centro Comercial Ciudad Tunal. En un principio el lugar había sido destinado para la construcción de uno de los casinos más grandes de América Latina. El Banco Central Hipotecario, dueño del local, al ver que nadie arrendaba el negocio, le cedió temporalmente el espacio a la Parroquia mientras conseguía un cliente. Se funda así el primero de abril de 1986 la Parroquia San Sebastián bajo decreto 89, número de creación 162, con la bendición del Excelentísimo Monseñor Mario Revollo Bravo, el arzobispo de aquel entonces. En el año 2000, cuando la entidad bancaria del Banco Central Hipotecario fue liquidada, la Arquidiócesis de Bogotá compró el lugar.

 

A diferencia de las demás iglesias de Bogotá, ésta fue construida bajo tierra, dejando a la vista una estructura con cruces que se alzan hasta el cielo, recordándoles a los desprevenidos transeúntes que bajo sus pies se encuentra la casa del Señor. La parroquia San Sebastián se ha convertido en la primera iglesia en el subsuelo de Bogotá, un centro religioso en donde la comunidad rememora aquellos primeros tiempos del cristianismo, en donde los primeros cristianos se congregaban en catacumbas por miedo a las persecuciones de entonces.

 

Hoy allí, las voces se escuchan con mayor profundidad y las doctrinas taladran con su eco. Hoy es el principal centro religioso del sector. Es el lugar predilecto de los habitantes de Ciudad Bolívar para llevar a bautizar a sus hijos. Los cantos y sonidos agudos y subterráneos que se repiten día a día en la catacumba son los que generan misticismo. Como en los tiempos de las persecuciones, cuando los cristianos éramos alimento para los leones.

 

Fuente: Basado en el artículo publicado el 27 de noviembre de 2007 en el Espectador por María Camila Peña. 

----------------------------------------

Su historia se remonta al año 1986: con ocasión de un acuerdo hecho entre la Arquidiócesis de Bogotá, en cabeza del Cardenal Mario Revollo Bravo, y el gerente del Banco Central Hipotecario (BCH) doctor Mario Calderón Rivera, se acordó la construcción de un templo parroquial, que tendría lugar en el sótano del Centro Comercial Ciudad Tunal.

 

Construcción de la Parroquia

Cardenal Mario Revollo Bravo

 

Ante la naturaleza subterránea de dicho templo parroquial, se dejó como evidencia de él, en la superficie y a vista de todos, un par de cruces plateadas que, alzándose hasta el cielo, anunciaría a los desprevenidos transeúntes que bajo sus pies, se encontraba la Casa del Señor.

 

Instalando la Cruz en el obelisco 

 

Se adjudicó el nuevo templo a la Intercesión del mártir San Sebastián, como homenaje a quien en aquel entonces lideraba grandes y fructíferos proyectos pastorales en esta parte de la ciudad al frente de la Fundación Tecnológica del Sur, Monseñor Sebastián Bonjour Sales.

 

Monseñor Sebastián Bonjour Sales

 

En la actualidad, con el mismo entusiasmo de los cristianos del siglo l quienes acudían a la santa Eucaristía en las catacumbas escondidas bajo tierra, cientos de habitantes de los 32 conjuntos que componen el barrio Ciudad Tunal acuden a escuchar con atención la Palabra de Dios, dirigiéndose a la única iglesia subterránea con la que cuenta la ciudad.

 

Como primer párroco y fundador de esta Parroquia, fue designado el Padre Ancizar Martínez Blandón, a quien se le encargó la misión de difundir, por entre la recién nacida ciudadela (que constaba en ese momento de 30 residencias multifamiliares), el mensaje de que teníamos un espacio propio para celebrar nuestra fe católica.

 

 

Padre Ancizar Martínez Blandón

 

En la visita que realizó el Beato Juan Pablo II a Colombia, uno de los puntos de su agenda fue su paso esporádico por el parque El Tunal, en el que alimentó la espiritualidad de los fervorosos católicos que salieron a su encuentro. Es memorable el discurso que nos brindó: en él, el Papa animaba a la feligresía a ser fiel en su respuesta de amor al Señor Jesús.

 

Visita del Beato Juan Pablo II

 

El Padre Ancizar Martínez cumplió a cabalidad con la misión encomendada durante los once años que estuvo como párroco de San Sebastián. Posteriormente llegaron dos sacerdotes provenientes de Antioquia, el Padre José Darío López Tamayo, como párroco y José María Arboleda Vélez, como vicario, quienes estuvieron al frente de la parroquia por un periodo aproximado de un año.

 

Tras la pronta partida de tan especiales sacerdotes, fue nombrado como nuevo párroco el Padre Isaías Márquez por un periodo sorpresivamente breve: solo un poco más de seis meses. En el año de 1998, fue nombrado párroco el Padre Edgar Sepúlveda y, como vicario, el Padre Manuel Mora Laguado. El modelo de evangelización que el Padre Edgar implementó en San Sebastián fue de notable trabajo con los jóvenes del sector y barrios aledaños, destacándose las misas juveniles, las cuales fueron tomadas como ejemplo en diferentes parroquias de Bogotá; de igual manera, su trabajo pastoral se destacó por un llamado permanente a la solidaridad con los más pobres, debido a que diseñó y ejecutó el programa del Pan Compartido. Con el Padre Manuel Mora se dictaron cursos de Biblia para la comunidad, los cuales tuvieron una gran aceptación.

 

 

Padre Isaías Márquez

Padre Edgar Sepúlveda

 

En 1999, llegó el Padre Julio Cesar Montilla Riveros como párroco y el Padre Luis Ángel Cuenca Serrano como su vicario. El lema de evangelización fue "Construyendo Comunidad": dio continuidad a los procesos pastorales de su antecesor y estuvo al frente de la conmemoración de los 15 años de la ciudadela del Tunal, impactando positivamente a la feligresía por su organización, dejando un recuerdo permanente en la comunidad.

 

Julio Cesar Montilla Riveros

 

En enero de 2005, fue enviado el Padre Luis Alfonso Pardo Herrera como párroco, quien se destacó por su trabajo con la comunidad y su incansable motivación para cancelar la deuda adquirida con la Arquidiócesis de Bogotá, quien había pagado al BCH la construcción del templo parroquial. Dentro de sus obras parroquiales, se destaca la remodelación del Sagrario y la adaptación de la capilla de oración.

 

Padre Luis Alfonso Pardo Herrera

 

Después pasó como párroco el Padre Jerson Rincón Umbarila (quien llega a la parroquia en el 2011) y el Padre Luis Carlos Rodríguez Riveros (sacerdote Franciscano) como vicario, quienes se destacan por su trabajo pastoral, el acompañamiento al Hospital del Tunal, la asesoría educativa con los colegios del sector y la formación y acompañamiento a los grupos pastorales. Sucederá al Padre Luis Carlos Rodríguez Riveros el Padre Edwin Vega Machado como vicario.

 

 

Padre Jerson Rincón Umbarila

 

Fuente: Basado en la publicación de la revista minutos de Amor. 

 

 

 

Fuente: sameCover

Desarrollo por San Pablo Multimedia